La motivación laboral

24 Nov La motivación laboral

Cualquier empresa que se tercie, que busque destacar y posicionarse por encima de sus competidores, tiene que contar con profesionales motivados, dispuestos a realizar esfuerzos para conseguir los objetivos marcados por el departamento o la dirección de la empresa.
Esta es una de las competencias profesionales más demandadas, más evaluadas, y que mayor valor aporta a una empresa, ya que un trabajador desmotivado, no solo no conseguirá los objetivos marcados por la empresa, ni cumplirá sus expectativas, además de influir negativamente en la satisfacción de los compañeros, así como en el clima laboral general.

¿Qué es exactamente la motivación y qué variables influyen en ella?

La palabra motivación deriva del latín “Motivus”, que hace referencia al movimiento, por lo que motivar significa provocar, suscitar y movilizar.
Motivar a un colaborador es conseguir de esta persona un esfuerzo sostenido, con el fin de lograr unas metas previamente establecidas.
La forma más habitual de identificar falta de motivación de una persona, es analizar su actividad profesional: a mayor motivación, mayor esfuerzo profesional.

ESFUERZO = P x S x Q

Donde “P” (Puede)  es la capacidad de la persona, “S” (Sabe) son los conocimientos que tiene, y “Q” (Quiere) es realmente la motivación y sus intereses.

La motivación implica realizar un determinado nivel de esfuerzo, y la decisión de persistir en el desarrollo de ese esfuerzo durante un determinado periodo de tiempo.

La motivación se puede determinar en base a  varios factores:

LA MOTIVACIÓN SE PUEDE DETERMINAR EN BASE A VARIOS FACTORES

  • Motivación Extrínseca es aquella que es provocada por recompensas e incentivos independientes de la actividad que un trabajador realiza para conseguirlos, y cuyo control depende de personas o hechos externos a dicho trabajador.
  • Motivación Intrínseca, también denominada automotivación, es aquel proceso motivacional provocado por aspectos característicos de la propia actividad que son motivadores por sí mismos y caen bajo la órbita de control del individuo.
  • Motivación Positiva es aquella que lleva a una persona a actuar para conseguir lo que desea (prestigio, reconocimiento, etc). Se debe utilizar esta motivación cuando queramos reforzar un comportamiento que deseamos.
  • Motivación Negativa es aquella que lleva a una persona a actuar tan sólo para evitar los malos efectos que le sobrevendrían si no lo hiciera (sanciones, castigos, etc). Debemos utilizar el castigo o sanción cuando queramos evitar o corregir un comportamiento indeseado.

 

¿Cómo se puede motivar a un equipo?

 

Herzberg plantea, en su teoría sobre la motivación, la existencia de dos tipos de factores distintos: los que producen satisfacción en el trabajo y los que producen insatisfacción.

Por lo tanto hay dos tipos de factores:

  • Factores de higiene o de mantenimiento: Son aquellos cuya falta produce insatisfacción en el trabajo. Estos factores reclaman motivos físicos y sociales, por lo tanto a través de la mejora de estos factores no es posible facilitar a los trabajadores la satisfacción en su actividad, pero sí evitar las insatisfacciones.
    • Por ejemplo:
      • Condiciones físicas del puesto de trabajo
      • Seguridad
      • Vida personal
  • Factores de motivación: son causa de satisfacción en el trabajo. Cubren un grupo de necesidades que están relacionadas con una característica específicamente humana: la capacidad de realización. La manipulación de estos factores será lo que motivara realmente al equipo.
    • Por ejemplo:
      • El logro, la realización
      • El reconocimiento
      • El trabajo en sí
      • La responsabilidad
      • El ascenso
      • El desarrollo

Está más que confirmado que algunos factores empiezan siendo motivacionales, pero con el tiempo acaban resultando en higiénicos, por ejemplo el salario.
Los resultados de los estudios de Herzberg mostraban lo siguiente:

estudios de Herzberg

¿Qué podemos hacer nosotros para motivar a personas que estén a nuestro cargo?

Hay una serie de acciones que nos pueden permitir motivar a una persona, y conseguir que su rendimiento y su esfuerzo, así como su satisfacción sean mayores.

  • Para mejorar la relación personal:
    • Conceder un trato afable
    • Interesarnos por sus intereses
    • Compartir situaciones sociales
    • Ser accesible y escucharle activamente
    • Intercambiar opiniones ajenas al trabajo
    • Animarle ante los fracasos
    • Reconocer sus esfuerzos y éxitos
    • Involucrarle en las reuniones
    • Realizar seguimiento de su actividad
  • Para darle seguridad:
    • Darle información sobre logros de la empresa
    • Comunicarle planes de trabajo
    • Apoyarle en situaciones adversas
    • Hacerle participar en su evaluación
    • Comunicar la evolución de la compañía
  • Para fomentar su desarrollo profesional:
    • Recomendar y facilitar procesos de formación
    • Promocionarle cuando lo merezca
    • Apoyarle en sus planes de estudio
    • Ayudarle en gestiones complejas
    • Delegar en él
    • Encomendarle tareas de formación
    • Formación de perfeccionamiento para el próximo trabajo
    • Planes de carrera
  • Para mejorar su rendimiento individual:
    • Establecerle objetivos razonables y positivos
    • Retarle para la consecución de otros objetivos laborales significativos
    • Animarle a que establezca sus objetivos laborales significativos
    • Fomentar la competencia leal
    • Establecer planes de incentivos
    • Premiarle con recompensas honoríficas
    • Describirle con precisión el puesto de trabajo
  • Para hacer sentir más responsable:
    • Permitirle cierta flexibilidad en su planificación
    • Suavizar ciertos controles
    • Aceptar sus propuestas coherentes de distribución temporal de los objetivos
    • Enviarle a clientes importantes
    • Encomendarle tareas paralelas
    • Involucrarle en la construcción, desarrollo y seguimiento de los planes de acción
    • Concederle mayor autoridad en el equipo
    • En nuestra ausencia concederle alguna de sus funciones internas
    • Representar al equipo
  • Para mejorar su reconocimiento profesional:
    • Felicitaciones de palabra
    • Felicitaciones por escrito
    • Recompensas
    • Evaluación de sus actuaciones
    • Delegar en él
    • Dar importancia en los trabajos que se le asigne
  • Para mejorar su percepción de su puesto de trabajo:
    • Mejorar el contenido de su trabajo
    • Asegurar la variedad de su actividad
    • Encomendarle proyectos especiales (formación de los recién incorporados…)
    • Delegarle alguna función
    • Hacerle participar en la toma de decisiones
    • Hacerle pasar por distintos puestos de trabajo
    • Hacerle ser un apoyo de sus compañeros

Francisco Mesa

Responsable de Recursos Humanos

 

Sin comentarios

Publicar un comentario

Diez − 7 =