Pa amb oli, sardinas y tumbet: Mediterráneamente…

Gastronomía Mallorca - Pa amb oli, tumbet i sardinas

22 Ago Pa amb oli, sardinas y tumbet: Mediterráneamente…

El post de esta semana surge de la convicción personal  que en nuestra memoria sólo quedan los momentos auténticos y la idea que “cada cosa tiene su momento”.

Me gusta vivir momentos auténticos y también compartirlos, porque… ¡compartir es vivir!

Muchas personas, al pensar sobre un  verano en  Mallorca, tienen la idea asociada de esa Mallorca plástica, lujosa, con playas atestadas de yates y discotecas a rebosar….y así es, si tú así lo quieres.

Pero yo quiero compartir tres auténticos placeres de un verano vivido mediterráneamente. Momentos sencillos, en entornos agradables y con una relación calidad-precio excelente.

Ahí van mis propuestas….

tomate remalles

“Pa amb oli”, un almuerzo o  cena para el verano. Su origen es muy antiguo y está extendido en toda la cuenca mediterránea, aunque cada región tiene una variante, y la variante mallorquina se diferencia por su “tomàtiga de ramallet”. Es un tomate autóctono, pequeño y ácido, que se restriega en el pan.

Así pues, cuando hablamos de “pa amb oli” se trata de un pan de pueblo, con tomate restregado  y acompañado por el embutido que más te apetezca. Y no le pueden faltar sus olives trencades  y encurtidos…no dejes de probar el “fonoll marí” o hinijo marino o “ses figues seques” o higos secos que le dan un punto especial y auténtico.

olives trencades 2Si quieres degustar un “pa amb oli” con embutidos tradicionales y llevado al máximo exponente, te recomiendo el “berenar pagés” del  Cafè Vilanova. Este café lo encontrarás en el  municipio llamado Esporles, situado a doce kilómetros de Palma.

Momentazo de Mallorca profunda!

Y después de una de interior, nos vamos a otro estupendo almuerzo a cincuenta metros de las aguas de Cala San Vicente en el municipio de Pollença.

Me confieso fan del Bar Mallorca. ¡No hay sardinas más buenas, mejor acompañadas y más baratas en toda la isla y parte del extranjero!  J …como vale más una imagen que mil palabras, os muestro una foto de las últimas que me comí allí. Y para los que no lo conocen, les apunto que las sardinas están acompañadas por patatas fritas, el tradicional trempó mallorquin y tumbet. Un festín mediterráneo por muy poco dinerito.

Y para un día que quieras pasear por la ciudad y degustar la tradicional cocina mallorquina en un entorno  parte de la historia de la ciudad y a un buen precio, no dejes de ir al Celler de sa premsa.

Como estamos en verano, yo te sugiero que pruebes algunos de los platos de los que se cocinan habitualmente en las familias mallorquinas, como pueden ser los garbanzos “trempats” o un tumbet acompañado de pescado, carne o huevos fritos.

Tumbet Mallorquín  Trempó  Sardinad Bar Mallorca

Y podría seguir, ya que rincones no le faltan a la isla. Pero lo bueno se hace esperar, y esperaremos al cambio de estación para proponeros otros rincones y otros manjares característicos del momento del año.

Si tú conoces alguno que quieras proponernos, no dejes de decírnoslo. En Brújula siempre estamos dispuestos a tomar nota y aumentar la lista. Somos chicos/as experimentados y con ganas de  divisar nuevos horizontes.

¡Buen provecho!

Leonor Amengual Ambrós

1 Comentario
  • Fernando Alberich Arjona
    Publicado a las 19:31h, el 29 Noviembre Responder

    Yo también recomiendo las ensaïmadas, de Can Juan de s’Aigo, A poder ser acompañadas de un buen helado u horchata de almendras. Bon profit!

Publicar un comentario

16 − 6 =