Runners en ropa interior. Últimas tendencias baleares

Runners en ropa interior

08 Sep Runners en ropa interior. Últimas tendencias baleares

La localidad mallorquina de Bunyola es el escenario de una de las fiestas más conocidas y divertidas de la temporada estival. Concretamente dentro de la programación de las fiestas de San Mateo, se organiza una carrera en ropa interior. ¡Sí, si, como suena!  Y ya cuenta con un recorrido de once ediciones, siendo la de este año la duodécima. Todo esto comenzó como una estrategia por parte de los jóvenes del pueblo porque pensaban que sus fiestas patronales eran muy “sosas”.

Esta juerga cada año va ganando más adeptos sin necesidad de promoción más allá del boca a boca de los asistentes y participantes. En la edición del 2015 participaron más de quinientos corredores además del público que no pierde detalle de ninguna comparsa. En total una afluencia que superó las mil personas. Incluso se está convirtiendo en un reclamo turístico como se pudo ver en la pasada edición con la participación de un grupo de corredoras italianas (Ver link)

La fiestas tienen varias etapas, comenzando por la subida a la montaña, de la ropa interior de Barbara,  la giganta del pueblo. Esta prenda se exhibe desde lo alto de la montaña que corona el pueblo desde el inicio de las fiestas patronales.  El día de la carrera, los jóvenes del lugar, bajan de la montaña a reconocida prenda y la pasean por el pueblo. Todo ello al son de las tradicionales “xirimies”.

A la celebración le sigue un “correbars” donde el ambiente y el bullicio van aumentando por momentos. ¡Por cierto! Si vas, debes hacerte con un vaso reciclable, una iniciativa sostenible que se agradece.

Llegado el momento,  comienza el pregón con cierto aire crítico sobre los temas más candentes de la actualidad.  En las últimas ediciones se han encargado del pregón, artistas como el conocido cantautor, natural de Bunyola,  Riki Lopez. O el “destornillante” cómico mallorquín Agustin “El Casta”. ¡Es decir, una risa continua!

¡Y ya, sin más preámbulos, por fin la esperada carrera!

 

Inicialmente los participantes lucían sus mejores galas de lencería, aunque en los últimos años, la tendencia ha ido variando y se ha convertido en una carrera de disfraces con la menor cantidad de ropa posible.  Es decir, el alto rendimiento del ingenio se plasma en la transformación de una simple lencería a un traje de astronauta, monja,  personaje de Star Wars y  todo lo que se te pueda ocurrir. Una vez acabada la carrera, que realmente es un pasacalles carnavalesco, se entregan los premios. Y por si era poco, desde el año pasado, la fiesta prosigue con una animada verbena en ropa interior.

Nadie quiere dejar de participar. Tanto es así que, incluso el año pasado, hasta el mismísimo alcalde  Andreu Bujosa, entre otros miembros de la Administración,  lució un atuendo adecuado  para la ocasión. Éste, fue confeccionado por l’Associació de Brodadores i Randeres de Bunyola. ¿Quién mejor?

En fin… Toda una experiencia balear para descuajaringarse y recordar el resto del año.

Si quieres participar este año, ponte ya a confeccionar el modelito porque ya queda muy poco tiempo!!!

 

Leonor Amengual Ambrós

Sin comentarios

Publicar un comentario

seis + tres =